Farmacia Carlavilla: el éxito de la gestión robotizada en Gandía

El verano está a la vuelta de la esquina, y muchas localidades de la costa mediterránea duplican su población durante el periodo estival. Gandía es el tercer municipio más poblado de la provincia de Valencia y, en temporada alta, esta bulliciosa ciudad turística puede superar los 180.000 habitantes.

La farmacia Carlavilla se encuentra en el centro urbano y gracias a la solución integral de Tecny-Farma, tanto sus habitantes como turistas tienen ahora a su disposición una nueva experiencia farmacéutica: la nueva oficina de farmacia Carlavilla.

Preparada para el siglo XXI, es más grande y está equipada con la última tecnología para ofrecer un servicio personalizado y profesional. Un nuevo local, pero el mismo espíritu de dedicación tras el mostrador.

Farmacia Carlavilla en Gandía

Se trata de un proyecto ambicioso y largamente estudiado, ya que no desatender a la clientela habitual era una condición fundamental para el éxito de la operación.

Gracias al traslado a un nuevo local situado en una cercana avenida, más concurrida y con mejores accesos peatonales, la farmacia Carlavilla cuenta ahora con una ubicación privilegiada que le permite ampliar su público y mejorar la atención profesionalizada a la que están acostumbrados sus pacientes de siempre.

La adaptación a su nuevo emplazamiento ha rediseñado por completo la imagen de este negocio de atención farmacéutica. El aspecto del renovado local más destacable a primera vista es el espacio: la nueva farmacia Carlavilla ha duplicado la superficie comercial disponible y sus posibilidades.

Los casi 140 m2 dedicados al público fueron sometidos a un profundo análisis por parte de Tecny-Farma en materia de espacios, distribución de zonas comerciales y categorización, siempre en estrecha colaboración con los arquitectos de un proyecto en buenas manos desde sus inicios. Pepe Beut –delegado de Tecny-Farma en Valencia– siguió personalmente el desarrollo de cada fase de la obra y coordinó la perfecta sincronización entre los distintos intervinientes.

FarmaBox “R7” Wireless System, símbolo de la farmacia del siglo XXI

Como bien sabemos, el traslado de un negocio nunca es una cuestión azarosa y, en el caso de esta farmacia valenciana, los objetivos venían claramente definidos por el cliente. Además de crecer en tamaño y volumen, un requisito sine qua non planteado a Tecny-Farma fue aumentar el tiempo de atención individualizada al paciente. Finalmente, se propuso optimizar los recursos a través de una solución de alta tecnología fiable y con nombre propio: FarmaBox “R7” Wireless System.

La farmacia Carlavilla ha apostado por este innovador sistema creado por Tecny-Farma. Este robot –cuya eficacia reside en la sencillez de su diseño y construcción– es un dispositivo completo para el almacenamiento y dispensación de medicamentos con el revolucionario sistema de carga continúa “NON-STOP”, y su razón de ser es facilitar las labores cotidianas tras el mostrador. Se trata a todos los efectos de un asistente farmacéutico de gestión: la mejora de la logística interna reduce el costo del propio stock, erradica errores humanos en el proceso de almacenamiento, y permite dedicarle mayor tiempo de atención a los pacientes.

La instalación de los puestos de venta y los acabados del local también responden a peticiones específicas del cliente, siempre orientadas a mejorar el servicio al paciente y que Tecny-Farma ha sabido asimilar y cumplir con total satisfacción. ¡El equipamiento en mobiliario y robot era necesario para una lograr una instalación con éxito!

Una vez más, la experiencia y el servicio 360º de Tecny-Farma han plasmado la eficacia de la empresa burgalesa en este ambicioso proyecto que incluía todas las facetas del proceso. Traslado a un nuevo local, obra civil, distribución, mobiliario, robotización… En definitiva, construir con éxito una farmacia del siglo XXI prácticamente de cero: la especialidad de Tecny-Farma.