Speed Light: tecnología punta tras el mostrador

Rentabilidad, eficacia y fiabilidad. Cualquier inversión en maquinaria o sistemas inteligentes busca mejorar estos tres aspectos clave para el crecimiento de un negocio. Los diferentes sectores industriales modernizan sin descanso todo su ciclo productivo, desde la investigación a la distribución, pasando por la materia prima y por supuesto la producción.

También el nuestro. ¿Por qué nuestras farmacias deberían permanecer al margen? Speed Light forma parte de una familia de equipos de alta tecnología que, lejos de querer acabar con el modelo de negocio tradicional, desea asentarlo definitivamente en el siglo XXI.

Históricamente encauzada a través del establecimiento familiar, la distribución de medicamentos al por menor no puede permitirse dar la espalda a los últimos avances en técnica y conectividad global que predominan en todos los mercados y sectores.

Resulta paradójico constatar que, a pesar de ser el último eslabón de un universo extremadamente complejo desde el punto de vista científico y tecnológico, a menudo el funcionamiento interno de una farmacia es la etapa del proceso que menos cambios estructurales ha conocido en las últimas décadas.

Hemos reformado nuestros establecimientos, creando espacios agradables diseñados para enriquecer la experiencia del cliente y, sin embargo, ¿qué avances hemos aplicado tras el mostrador? Los nuevos sistemas de almacenamiento y dispensación automática se presentan como la evolución natural de un negocio cada día más técnico y especializado.

Así nació el concepto Speed Light: un sistema inteligente, sencillo y modular, compatible con cualquier software de farmacia, con una carga y dispensación independiente, simultánea y asistida por LEDs. Fruto del ingenio de la empresa burgalesa Tecny-Farma –en estrecha colaboración con el Centro Tecnológico Fundación CARTIF–, Speed Light ha vivido en constante desarrollo desde su creación en 2001, buscando la forma de adaptarse a las nuevas necesidades y exigencias del sector.

La eficiencia ante todo

Comprobar la destreza de Speed Light en acción es toda una experiencia.

El futuro es poder controlar toda la dinámica interna de gestión de referencias desde una pantalla táctil, tramitar las recetas electrónicas, personalizar la atención al cliente y aumentar la calidad del servicio gracias a un único sistema de asistencia inteligente.

La disminución del stock de medicamentos supone otro gran aliciente de estos equipos. Los sistemas como Speed-Light erradican los fallos en la dispensación y asumen la función de cumplir con el cada vez más riguroso principio FIFO (First In, First Out): una preocupación menos que se traduce en más tiempo para atender al cliente.

Speed Light garantiza agilidad y rapidez gracias a la dispensación asistida por luces LED de colores, una innovación que también permite disponer de los medicamentos en múltiples puntos de venta (hasta siete distintos).

En nuestro negocio, el 80% de las ventas se concentra generalmente en tan solo 20% de las referencias disponibles. Esta distribución altamente estandarizada representa un ecosistema ideal para que los sistemas de almacenamiento y dispensación inteligente como Speed Light exhiban su rendimiento. El producto final será un servicio al cliente optimizado y de alta calidad. ¡No nos quedemos atrás!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.